Un restaurante de Amsterdam, Países Bajos, tuvo una idea original para ofrecer cenas memorables en tiempos de distanciamiento social. El centro de arte Mediamatic, con su local gastronómico, armó pequeñas cabañas de vidrio a orillas del río para que los comensales disfruten de una vista increíble y eviten el riesgo de contagios por coronavirus.

Proponen una “hospitalidad segura” donde sólo cabe una mesa para dos o tres personas en un patio público. Estas especies de “cabañas” surgen como una propuesta sanitaria una vez que se levante la cuarentena y todos los restoranes podrán acceder a ellas.

Un gran ejemplo que en tiempos difíciles aparecen excelentes ideas que nos ayudan a reinventar y a utilizar un material como el vidrio en diferentes aplicaciones.

Fuente: CNN

Fotos: Reuters

Categorías

Archivos

Subscribir a nuestro boletín
SUBSCRIBIRME

Únase a nuestro boletín informativo

Manténgase actualizado con las últimas novedades, consejos y mucho más.
close-link